Pero, ¿por qué es tan potente nuestro sistema olfativo?

Cuatro de nuestros cinco sentidos van directamente al lado del cerebro que dice que    «1 + 1 = 2» para poder enlazar y analizar los datos que recibimos. Cuando sus clientes respiran un aroma, la información va directamente al lado del cerebro que dice «Que feliz me siento de estar aquí», es decir al lugar en el que se forman las emociones.


De pronto, el recuerdo llega…

’El efecto de una fragancia no es solo que refuerza las emociones. ’Los recuerdos de sus clientes también son importantes’. Hace más de 100 años, Marcel Proust nos hablaba de la carga emocional vinculada al recuerdo del olor de una magdalena; de ahí viene la expresión de la magdalena de Proust.


¿Qué olores les llevan a algún lugar o a algún momento preciso? ¿El olor a la hierba recién cortada les hace pensar en una mañana de agosto? ¿Quizás el olor de una tarta de manzana caliente les trae el recuerdo de esos maravillosos momentos en los que toda la familia estaba reunida y todo era perfecto? ¿O tal vez, como nos ocurre a nosotros, el olor de un perfume les hace recordar su primer beso? ’…


"...si notamos un olor antiguo, nos sentimos de pronto embriagados. De igual manera pensamos que ya no amamos a los muertos, pero es porque no nos acordamos de ellos; volvemos a ver súbitamente un viejo guante, y nos echamos a llorar...” Marcel Proust


"... Si percibimos un olor el cuál ya habíamos olvidado, de repente la memoria de dicho olor nos intoxica; y del mismo modo en el que pensamos que ya no amamos a los que se murieron porque no los recordamos día a día, si por casualidad nos encontramos con una prenda vieja de ellos, empezamos a llorar. “Marcel Proust

contáctanos

3810 Shutterfly Rd.

Charlotte, NC 28217

t: 704.504.2320

f: 704.504.2323

contáctanos

conéctate

envíanos una nota

contact us